Calendario

Aquí podrás ir viendo, mes a mes, todas las actividades programadas para el año 2022.

Por motivos sanitarios, las actividades serán irán publicando paulatinamente.

energia_1.png
propiedades_1.png
eolica_1.png
placas_1.png
¿QUÉ ES LA ENERGÍA?

La podemos definir como el efecto que se produce fruto del movimiento de las partes de lo que está compuesta la materia. Los cambios físicos y químicos que apreciamos en nuestro entorno y la formación de nuevas sustancias se producen gracias a la intervención de la energía. Podemos encontrarnos con diferentes estados: desde la energía calórica, mecánica, química o eléctrica. Estos tipos también se clasifican en potencial o cinética.

Para conocer un poco más a que nos referimos cuando hablamos de energía vamos a tener en cuenta un principio básico de Robert Mayer (1814-1878) cuando enunció en 1842 que la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma de unas formas en otras o lo que es lo mismo, el principio de conservación de la energía. A partir de aquí podemos hablar de eficiencia energética.

 

PROPIEDADES BÁSICAS DE LA ENERGÍA

  • SE TRANSFORMA. La energía no se crea, sino que se transforma y es durante esta transformación cuando se manifiestan las diferentes formas de energía.

  • SE CONSERVA. Al final de cualquier proceso de transformación energética nunca puede haber más o menos energía que la que había al principio, siempre se mantiene. La energía no se destruye.

  • SE TRANSFIERE. La energía pasa de un cuerpo a otro en forma de calor, ondas o trabajo.

  • SE DEGRADA. Solo una parte de la energía transformada es capaz de producir trabajo y la otra se pierde en forma de calor o ruido (vibraciones mecánicas no deseadas).

 

CLASIFICACIÓN Y TIPOS DE ENERGÍA

  • Energía solar térmica: consiste en el aprovechamiento de la energía procedente del sol para la producción de agua caliente destinada a los hogares para el consumo de agua, como, por ejemplo, para el agua caliente, la calefacción, etc. 

  • Energía solar fotovoltaica: es la transformación directa de la radiación del sol en electricidad. Un ejemplo de esto son lo que conocemos por las placas solares. 

  • Energía eólica: esta es la energía del viento que se utiliza para transformarla en electricidad. Un ejemplo son los llamados molinos de viento.

  • Energía de la biomasa: proviene del aprovechamiento de la materia orgánica o industrial. Generalmente se obtiene de los restos o residuos que generan los seres vivos.

  • Energía hidráulica: es la producida mediante a retención del agua en presas o pantanos a gran altura. Cuando el agua se deja caer hasta un nivel inferior, esta energía se convierte en energía cinética, que en las centrales hidroeléctricas pasa a ser energía eléctrica. 

  • Energía geotérmica: consiste en el aprovechamiento del calor del subsuelo para la climatización y obtención de agua caliente.

  • Energía del mar: es aquella que se transporta por las olas, las corrientes, las mareas o incluso los diferentes cambios de temperatura.

  • La energía radiante es la que poseen las ondas electromagnéticas. La luz, las radiaciones ultravioletas son fuentes de energía, que proceden del sol, pero de la naturaleza también procede el carbón, de la madera, del petróleo y del gas en combustión, que hace funcionar motores y proporcionan calor. Y una de las fuentes de energía más poderosa es la nuclear, que procede del núcleo de los átomos. 


 

¿CUÁNTA ENERGÍA CONSUMES EN TU HOGAR?

El total del consumo de energía en el sector doméstico asciende a 42 millones de toneladas equivalentes de petróleo (tep). Expresado en términos de consumo medio por hogar y año, tenemos aproximadamente tres toneladas equivalentes de petróleo para un domicilio medio ocupado por tres personas, es decir, el equivalente a más de 2,5 litros de petróleo por persona al día. 

Es importante que sepas que el consumo doméstico representa 17% de toda la energía final y el 25% de la electricidad que consumimos en España. 

Aunque está en auge, el uso de energía renovable es aún residual. La demanda de fuentes energéticas no renovables, como existe con la combustión fósil, hace que se tengan que replantear el acceso y los modelos de distribución energética, para conseguir acabar con las desigualdades. 

En España las cifras muestran que el sector de la vivienda y el transporte son los que más han incrementado su consumo de energía. Por ejemplo, las familias españolas consumen el 30% del total de energía que consume el país. Esta cifra es alarmante si nos percatamos de que España padece de un 82% de dependencia energética del exterior, un número bastante superior a la media europea, que es del 50%. 

atomica_1.png
shutterstock_1854985306.jpg
hogar_1.png
enchufe_1.png

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA HACER UN CONSUMO EFICIENTE Y RESPONSABLE DE ENERGÍA?

  - Apuesta por un consumo responsable, basado en productos de proximidad y elaborados de forma sostenible, y monta tu propio huerto urbano.

  - Muévete de forma más sostenible, en transporte público, bicicleta o a pie, y compra vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

  - Elige un consumo de energía de origen 100 % renovable, adquiere electrodomésticos de bajo consumo y regula la calefacción y el aire acondicionado para ahorrar energía.

  - Conciénciate a ti mismo y a los demás sobre la importancia de reducir la huella de carbono.

  - Disminuye la cantidad de residuos: reutiliza tus envases, recíclalos y, si no es posible, tíralos al contenedor correspondiente.

2022_01_31_piezas_flotante_web_12_meses_rincon-01.png
2022_01_31_piezas_flotante_web_12_meses_rincon-04.png
2022_01_31_piezas_flotante_web_12_meses_rincon-03.png